¿Un marrón más? Tal vez..




No es que sea una experta en materia, pero juraría que aquellos ojos tristes que me miraron varios veranos atrás, no me podían esconder más. Los conocía a la perfección, su ternura, su tristeza y esos rasgos de cansancio pidiéndome tardes de sofá o peli. 

Los vi ilusionarse, enamorarse como si aquel brillo en ese verde, no pidiera más que verse en el marrón de los míos. También los vi llorar y conocer sitios que, hasta entonces, eran nuevos para ambos. Pero también los vi cambiar, vi como se cansaban de la rutina y huían en busca de un nuevo reflejo en alguien que no se paraba a descifrarlos siquiera. 

Y aquí estoy yo, varias primaveras después, con varios pares descifrados de más, dando gracias a aquel que me enseñó la magia de una mirada y su respectivo guiñar de ojos, hasta encontrar a aquel que los haga brillar y no le importe caer en el marrón de los míos. 



-- Debido a la época de exámenes tenemos un poco esto, dejado de lado, pero sabed que estamos pensando nuevas ideas y os tenemos mucho en cuenta. Espero que os haya gustado y ya sabéis, queridos seguidores, tenéis más en Malos Pensamientos.
Un besito y hasta la próxima que mi querida musa vuelva de sus escapadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario