Tráfico



Aquí tenéis una nueva entrada de Almu, una pequeña reflexión de un día cualquiera, pero no hacia cualquiera.


Otro semáforo en rojo y tú con la cabeza en otro lado.
Coge aire, respira.
Mírale, y pensar que antes querías que se pusiera cuanto antes en verde y ahora solo esperas que se quede el mayor tiempo posible para no perder la cuenta de sus lunares.
Mierda, no me mires así como si pudieras leerme la mente. Ay, si pudieras leerme la mente..
Mierda, no me mires así, que por milésima vez he perdido la cuenta y tendré que empezar desde cero hasta tu espalda.
Y ahí sigues, esperando a que se ponga en verde, sin percatarte de nada o sí, y has aprendido a disimular extremadamente bien.
Y ahí estas, mirándome como sabes que no me gusta, aunque también sabes que me mata. Que podríamos pasarnos así el día y la noche, entre besos, risas y alguna que otra prisa de más y da igual, eso, nos da igual.
Verde, y tú sin moverte, solo (me) miras y sonríes. Miras y sonríes.
Vuelve a mirarme así y prometo que no podré responder, pero solo te aviso, puede que nos acaben multando por exceso de velocidad por culpa de mis manos por tu cuello hasta llegar al precipicio de tu ombligo.
Y otra vez en rojo. No sé si es la suerte que esta vez juega a ser muy puta y hace todo lo posible para que no consiga mejorar en mates contigo, o nos acaba de dar tregua una vez más hasta que se vuelva a poner en verde. 


3 comentarios:

  1. Una historia genial, y la imagen me encanta! Espero que haya muchos más semáforos en rojo, besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias cielo! Y si te soy sincera, yo también lo espero :) !
      Un besito.

      Eliminar
  2. Hola! Me ha gustado muchísimo el blog, ya te sigo es mas, Creo que el toque que le das a tu blog me encanta, no se igual son las imágenes en blanco y negro que me enamoran, pero tus reflexiones también me gustan mucho. Espero que puedas pasarte por mi blog http://cocochanelismyqueen.blogspot.com.es/ besos ;)

    ResponderEliminar